Viajes en pareja a Canadá: Los mejores tips para una escapada romántica

Por Vero Tipsdeviajero,

La ciudad de Quebec y otros pequeños pueblos en la provincia, nos entregan  espacios bellos y originales para que les amoureux disfruten de la cercanía, de las charlas, los sabores y los momentos de complicidad.

¿Qué escenario más romántico que el ambiente europeo y escuchar el francés? Y no hay qué ir muy lejos para encontrarlo, sólo basta con dirigirse a la Provincia de Quebec y recorrer su capital y algunas de sus pequeñas poblaciones llenas de romance, para vivirlo.

Verónica tips de viajero
Vero del blog Tips de Viajero, es experta en Canadá. En esta serie de artículos, nos comparte sus recomendaciones y los secretos que ha descubierto al explorar casi cada rincón de la Provincia de Quebec.

Paseos, deliciosa comida, adorables e íntimos hoteles, spas y vistas fenomenales, así de romántica es está región de Canadá, una de las favoritas para la entrega del anillo, luna de miel, festejo de aniversario, celebrar el día de San Valentín  o simplemente para una escapada en pareja sin necesidad de tener algún pretexto.

Es una provincia que también satisface a los amantes de las actividades al aire libre, pues las montañas que hay en la región ofrecen experiencias únicas. Y si la cultura es más su estilo, seguro estarán bien entretenidos con la vasta oferta de eventos locales, festivales y museos.

Y claro que después de tanta actividad se antoja relajarse; o de plano hacer un viaje dedicado totalmente al relax y a consentirse con tratamientos faciales y corporales, con masajes, y comida saludable y exquisita, para ello están los spas con baños nórdicos.

¡No se hable más! Aquí están las sugerencias de spas, hoteles, actividades y cenas románticas en la Provincia de Quebec para vivir su amor lejos del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana.

Quebec, ciudad romance

Comenzaré por la siempre romántica Quebec, donde cada rincón se presta para una linda foto o para detenerse a charlar.

En esa ciudad, en el Vieux-Quebec (Viejo Quebec), está el famosísimo Château Frontenac. Es el hotel más fotografiado del mundo, está celebrando 125 aniversario, así que seguramente habrá paquetes y festejos que podrán aprovechar. Una velada perfecta podría ser con una cena en su restaurante Le Champlain, que ofrece vista al Río San Lorenzo y platillos excepcionales.

Asimismo, si su viaje es entre primavera y otoño, un paseo en carruaje tirado por caballos por las callejuelas de esa hermosa ciudad, se convertirá en una ocasión especial que recordarán por siempre. Recuerda tener champagne y copas a la mano, para que el festejo sea completo.

Luego, podrían pasear por la romántica Place Royale, donde está el templo de Notre-Dame-des-Victoires, e ir hasta  la Calle Saint-Pierre para cenar en Initialie, un lindo restaurante con muy buena comida. Reserva una mesa cerca de la ventana, para que disfruten de la vista.

Pero claro que luego de tanto paseo por la hermosa Terraza Dufferin que data de 1885, por la Ciudad Baja y las compras en Petit Champlain, seguro les apetece un día de relax. Para ello hay qué escaparse a Siberia Station Spa, que está a unos 20 minutos del centro de la ciudad. Cualquier temporada del año es buena para ir, pero si es invierno esa visita se convierte en toda una experiencia, pues entrar en al agua caliente mientras cae la nieve, es indescriptible.

¿Y para hospedarse? Hoteles íntimos, románticos y con gran servicio pueden ser:

Hotel 71

Ver hotel

Hotel Le Priori

Ver hotel

L’Hôtel du Vieux Québec

Ver hotel

Pueblos con encanto, cabañas, naturaleza y aventura

A hora y media de Montreal, está Marieville, en la región de Montérégie. Es un sitio con coloridas casas de madera y espectaculares paisajes alrededor. Si son unos enamorados del vino, ahí es a donde deben ir, pues Marieville está en la “Montérégie Wine Route”, que incluye 16 establecimientos de productores de vino. Un hotel perfecto para alojarse en pareja es Eden sur terre.

Eden Sur Terre

Ver hotel

En la entrada del fiordo de Saguenay, a orillas del río San Lorenzo, está Tadoussac, una pequeña y cálida población ideal para recorrerse completita a pie.  Uno de sus principales atractivos es el avistamiento de ballenas y belugas, lo que se puede hacer de mayo a octubre aproximadamente. Hay varias opciones para ver a esas enormes criaturas marinas, pueden ir en una embarcación o verlas desde alguno de los miradores. Incluso, si son más aventureros, podrán ir en kayak para verlas a corta distancia.

Tadoussac está rodeado de zonas rurales y de vida silvestre, además tiene parques nacionales y provinciales muy cerca, como el Saguenay St. Lawrence y del Parque Nacional de Saguenay. Por si esto fuera poco, al visitar este pueblo te puedes hospedar en el Hotel Tadoussac, que fue la locación principal de la película The Hotel New Hampshire, basada en la novela de John Irving y protagonizada por Jodie Foster, Rob Lowe y Beau Bridges.

Hotel Tadoussac

Ver hotel

Si prefieren el ambiente campirano, entonces se pueden hospedar en una romántica y acogedora cabaña en Domaine des Dunes, donde además hay varias actividades, como la observación de flora y fauna, rappel, caminatas y puentes en medio de la naturaleza.

Otro sitio espectacular que ofrece la posibilidad de dormir en una burbuja en medio del bosque, es Canopée Lit. Está a unos 20 minutos de Tadoussac y es una zona en medio del bosque. Podrías alojarte en el pueblo y escaparte una noche a este lugar tan sólo por tener la experiencia  de despertar viendo las ramas de los altos árboles.

Canopée Lit

Ver hotel

Y un poco más cerca de Saguenay, está el Parc Aventure Cap Jaseaux, con tantas actividades como via ferrata, kayak, tirolesa y masajes en pareja, perfecto para pasar ahí un día completo.

Mientras que en Sainte-Rose-du-Nord, una pequeña aldea en la misma región de  Saguenay, encontrarán un encanto muy particular entre el bosque y el fiordo. Un lugar perfecto para hacer picnic es en el muelle de la marina, para ver el fiordo.

Algunas sugerencias de hospedaje en Saguenay son el Auberge Raicine y Chateau Murdock. Mientras que para una cena romántic, están los restaurantes La Cuisine y Bobovore, en la misma Rue Raicine.

Auberge Raicine

Ver hotel

Por otra parte, en Eastern Townships podrán disfrutar de un fin de semana romántico, así como saborear deliciosas comidas y admirar paisajes impresionantes. Esta región es perfecta para aquellos románticos que quieren capturar el espíritu de los pintorescos pueblos de la Provincia de Quebec.

Eastern Townships ofrece una amplia variedad de actividades en pareja. Un día pueden tomar el auto y visitar a los productores locales o ir a algunos de los muchos mercados de agricultores que hay en la región. Llenan su cesta con los productos identificados como “Créateurs de saveurs” (creadores de sabores) y se dirigen a alguno de los tantos puntos para hacer picnic.

“Créateurs de saveurs” es la certificación de productos agroalimentarios cultivados, procesados o cocinados en la región de Eastern Townships. Son más de 130 empresas con productos que incluyen frutas, verduras, quesos, carnes, cervezas, vinos y mucho más. Todos garantizando sabor y comercio justo.

También en Eastern Townships se puede montar a caballo, hacer caminatas y visita algún extraordinario spa. Como Spa Bolton, que está cerca de Missisquoi  River Falls en East Bolton. Tienen una marca propia de productos cosméticos y ofrecen tratamientos en pareja. Otra opción es Spa Eastman, que es uno de los más famosos spas de la Provincia de Quebec. Es un sitio rodeado de bosques y con vistas a Mont Orford.


Ahora, no queda más que ponerle fecha a esa deliciosa e inolvidable escapada en pareja a la Provincia de Quebec.